PRÁCTICA DE CONCIENCIA PARA SALIR DE LA ESCASEZ Y VIBRAR EN ABUNDANCIA

1.- Identifica en el diagrama de la escasez las áreas significativas de escasez que hay en tu vida (si lo deseas puedes añadir áreas que no están especificadas). Las áreas típicas pueden ser:

  • Escasez en las finanzas
  • Escasez en las relaciones románticas
  • Escasez en el sexo
  • Escasez en el cuerpo/autoimagen
  • Escasez en la salud o en el bienestar emocional
  • Escasez en los hijos
  • Escasez el trabajo
  • Escasez en la carrera profesional u otros.

2.- ¿Cuál crees que es la causa de cada una de las áreas de escasez anteriores? (Por ejemplo, puedes creer: «la causa de mi escasez económica es el estado actual de la economía». O: «la causa de mi dolor físico es una enfermedad»  «enfermedad concreta». Anótalas todas.

3.- En cada área de escasez, anota tu respuesta habitual a la amenaza percibida. Por ejemplo, mi respuesta habitual a la escasez económica suele ser: «culpo a la economía y después busco formas alternativas de mejorar mi situación. Limito mis gastos y apenas llego a cubrirlos trabajando en dos empleos en lugar de uno»

4.- En cada área de escasez, indica tu nivel de preocupación, ansiedad y necesidad de controlar. Esto revela dónde parecen manifestarse con más fuerza tus miedos. Evalúa de 0 a 10, donde 0 representa que no hay ninguna preocupación, ansiedad o necesidad de controlar; y 10 representa una gran preocupación, ansiedad y necesidad de controlar cada una de las áreas de escasez.

5. – Indica con honestidad radical, ¿cuál de estos dos deseos has convertido en tu prioridad? 

a) Que el problema tal como lo ves mejore o se resuelva.

 b) Que tu percepción del problema sea sanada.

Reflexiones y Revisión de respuestas

El ego es un maestro de la desviación. Está comprometido a desviar constantemente nuestra atención de» «la verdadera causa de todos nuestros problemas. 

Nuestro profundo auto-odio está alimentado por la culpa inconsciente, este único problema es la raíz de nuestro sufrimiento. La creencia resultante en nuestra extrema ausencia de valía es el motivador secreto que impulsa todos nuestros temores. 

Mientras la causa real de toda adversidad no sea reconocida, seguimos proyectándola libremente hacia fuera, hacia el mundo, y entonces se nos devuelve bajo la forma de desorden y caos. 

Nos mantenemos tan ocupados intentando remediar los síntomas o efectos de estos ataques del ego que raras veces vamos dentro a pedir la curación de la única causa Verdadera. Y mientras estamos distraídos y ocupados con los intentos de resolver nuestros problemas independientemente del Espíritu, la verdadera causa, la culpa inconsciente, queda sin sanar. 

No podemos concebir la naturaleza infinitamente amorosa de Dios hacia nosotros. Si pudiéramos, ni siquiera soñaríamos con molestarnos en defendernos de la escasez, del peligro o de cualquier forma de ataque. 

Si confiáramos en nuestro Santo Ser, sabríamos que no podemos ser atacados. Si realmente conociéramos la «Voluntad de Dios, también experimentaríamos y aceptaríamos el Amor ilimitado que es nuestra herencia. 

Mientras prefiramos confiar en las mentiras del ego en lugar de en el Amor de Dios tal como se expresa a través de nuestro Santo Ser, limitaremos inconscientemente la expresión del Amor de Dios en nuestra vida y esta limitación autoimpuesta se manifestará en nuestro cuerpo a través de la enfermedad, el dolor y el envejecimiento, o a través de la escasez económica, la depresión, el conflicto relacional u otras formas destructivas.

Revisión de respuestas

¿Qué áreas de tu vida usas para esconderte y separarte del Amor de Dios que toma la forma de tu Santo Ser? 

1.- Vuelve a revisar tus respuestas a la pregunta uno: estas áreas de tu vida son algunas de las vías que eliges para separarte de Dios. El ego percibe carencia en cada una de ellas. Si tú crees que estos cambios son reales, no puedes perdonarlos. 

2.- Consulta tus respuestas a la pregunta dos: estas son las interpretaciones del ego de las causas de la escasez. «Separando el problema de su única causa real. Mientras excluyas la causa real, que es la culpabilidad inconsciente, no podrá ser sanada. 

3.- Consulta las respuestas a la pregunta tres: estas son las respuestas habitualmente temerosas del ego a las áreas de escasez. Y estas áreas de temor también representan tus expectativas.  Así es como sueles limitarte a ti mismo y también la divina abundancia.  Son tus restricciones autoimpuestas e inconscientes al Amor de Dios. 

  • El Amor de Dios siempre es abastecimiento sin fin, salud, alegría, unicidad, Amor y paz. 
  • El ego atrae la escasez hacia nosotros. 
  • Esta es una de las principales maneras de distraernos para que no descubramos que él es la única causa de toda adversidad. 
  • Si realmente supiéramos esto, elegiríamos en contra del ego a cada oportunidad; pero las experiencias del pasado colorean nuestra percepción de los retos que parecemos afrontar actualmente. 
  • Creemos que el pasado es real, pero lo que no reconocemos es que todo lo que hemos aprendido alguna vez ha venido del pasado del ego, no del eterno presente de nuestro Santo Ser. Esto significa que todo lo que hemos creído aprender,» 

«Espíritu, por favor, ayúdame a perdonarme a mí misma por haber usado a ____ (nombre de la persona, situación, juicio, enfermedad, dolor, autojuicio, tristeza, enfado, adicción, exceso de peso, depresión, escasez económica, etcétera)_____ para atacarme a mí misma y separarme de Tu Amor y de mi Santo Ser. Amén». 

Todo lo que nos molesta es una petición de Amor. Es una nueva oportunidad de examinar conscientemente» 

(desde «El final de la muerte: Las enseñanzas profundas de Un curso de milagros» de Nouk Sánchez)

Comparte el post si te ha gustado...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email